Artículos

Usaron de astucia

 

Josué 9: 3 - 6

Pero cuando los habitantes de Gabaón oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai, usaron de astucia. Fueron y se proveyeron tomando sobre sus asnos costales viejos, odres de vino viejos, rotos y remendados, sandalias viejas y remendadas en sus pies, y ropa vieja sobre sí. Y todo el pan de que se habían provisto para el camino estaba seco y mohoso. Así fueron a Josué, al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los hombres de Israel.

 

La política exterior es el más poderoso instrumento para alcanzar el desarrollo económico. Un país que no posee recursos naturales, financieros y tecnológicos puede lograr el crecimiento que lo conduzca al desarrollo, si diseña y ejecuta una política exterior astuta. La apertura y hospitalidad a la llegada de ingenieros y técnicos extranjeros, la seriedad y administración idónea de las inversiones que traigan y la disposición a permitir la penetración de la cultura, son los principios fundamentales para construirla. Un país pobre puede cerrarse a la globalización y a la mundialización, pero está opción lo condenará a la miseria y a la larga, a la desaparición. Son tantos los países que brotan como ejemplos de estas opciones políticas. Para fortuna de los pueblos, la mayoría de los países del mundo han tomado el camino de la inserción en el mundo. Lamentable y dolorosamente para su población, algunos gobiernos han decidido cerrar sus fronteras al conocimiento y al desarrollo moderno. Se trata de pueblos que viven en la ignorancia y sufren la hambruna. No es política ficción señalar que estos países desaparecerán del escenario mundial, porque no se puede vivir eternamente de la ayuda humanitaria.

 

Los gabaonitas era un pueblo condenado a la desaparición, vivían en un territorio marcado para la guerra y el enemigo era invencible. El fin de su existencia era inminente, pero ellos resolvieron y tuvieron éxito en esquivar su destino. Reunidos sus jefes y estrategas rápidamente entendieron que la opción militar, aún confederada, no lograría nada, naciones poderosas no habían sido capaces siquiera de soportar la táctica psicológica del rodeo a la ciudad, el grito demoledor y la cómplice oscuridad. Entonces fue cuando sus ingenieros diseñaron la gloriosa política exterior de las “tierras lejanas”, que con un fantástico programa de disfraces y un ultra elaborado discurso religioso, los haría indetectables. Las Escrituras reconocen clara y elocuentemente que los gabaonitas usaron de astucia y que esta acción de inteligencia, sagacidad, habilidad y diplomacia les salvó la vida entonces, los premió con la supervivencia histórica, les permitió fusionarse con los ganadores y les abrió un lugar perenne en el corazón de Jehová, el Dios de Israel. Las Escrituras nos cuentan que Dios castigó a Israel con tres años de crisis económica en los tiempos del rey David, por haber dejado de cumplir en tiempos del rey Saul, la obligación que imponía del Tratado de Paz y el Pacto de Alianza suscrito con los gabaonitas. (1ª de Samuel 21: 1)

A los actuales habitantes de los territorios palestinos, se les presenta la estupenda oportunidad histórica, con el inicio de las negociaciones directas tendientes al establecimiento del Estado, de cambiar su magro presente y sentar las bases para un auspicioso y promisorio futuro. Es especialmente magnífica para los líderes de los gazatí, porque les permitiría dejar atrás el estigma de organización terrorista, abandonar la indigna dependencia económica de los soberbios persas y comenzar a recibir, no solamente los beneficios de un nuevo reconocimiento internacional, sino los superabundantes recursos financieros y tecnológicos propios de las inversiones que llegarán, y que les concederá sentir la incomparable satisfacción de rechazar la limosna y ganarse el pan cotidiano, como lo hacen los habitantes de todos los países del mundo, contribuyendo paralelamente a empujar el carro del desarrollo económico para la Franja. Ciertamente, si persisten en la insensata e inconducente cultura del kassam, el futuro empeorará y el más probable desenlace, no será muy distinto al de Jericó y Hai. A los otros líderes palestinos se les ve con la intención y la voluntad de converger con sus interlocutores. Si usan de astucia, su futuro mejorará y el más probable desenlace será llegar a compartir las bendiciones del desarrollo, porque la paz y el desarrollo ya fueron prometidos por vuestro interlocutor, el primer ministro Biniamin Netanyahu cuando les declaró:

Me dirijo a ustedes palestinos, nuestros vecinos, dirigidos por la Autoridad Palestina, diciendo: iniciemos negociaciones de inmediato, sin condiciones previas. Israel está comprometido a respetar los acuerdos internacionales y espera que todas las demás partes cumplan también sus compromisos. Deseamos vivir con ustedes en paz y en buen vecindario. Deseamos que nuestros hijos y los hijos de ustedes no conozcan más guerras, que los padres, hijos y hermanos no tengan que llorar a sus familiares víctimas de las guerras, que nuestros hijos sueñen con un porvenir mejor y lo alcancen; que nosotros y ustedes invirtamos nuestras energías en hoces y rejas de arado y no en espadas ni lanzas. Hagamos realidad la visión del profeta Isaías que hace 2700 años proclamó en Jerusalén: “No alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra”. Conozco los horrores de la guerra. He participado en combates. He perdido a buenos amigos, caídos en el frente. He perdido a un hermano. He visto el dolor de las familias enlutadas. No deseo la guerra. El pueblo de Israel no desea la guerra.

Si nos damos las manos y trabajamos juntos en paz, no hay límite al progreso y al desarrollo que podremos traer a nuestros dos pueblos: en economía, en agricultura, en comercio, en turismo, en educación, y por encima de todo en la posibilidad de dar a nuestros jóvenes un lugar donde sea bueno vivir, una vida apacible, llena de interés y de creatividad, con un horizonte de oportunidad y con un horizonte de esperanza. Chips producidos en Israel controlan computadoras a través del mundo, medicinas israelíes traen remedio a enfermedades graves, sistemas de riego israelíes hacen florecer desiertos en todo el mundo e investigadores israelíes amplían los límites del saber humano. Juntos podremos desarrollar proyectos que ayuden a superar las limitaciones de nuestra región, como la desalación del agua de mar, y a sacar partido de sus ventajas, como el aprovechamiento de la energía solar, o el tendido de gasoductos y oleoductos y vias férreas o carreteras para conectar a Asia con Europa y con Africa. Juntos podremos desarrollar parques industriales que crearán millares de empleos, y sitios turísticos que atraerán a millones de turistas, deseosos de hollar los senderos de la historia, en Nazaret y en Belén, en las murallas de Jericó y en las de Jerusalén, a la orilla del lago de Tiberíades y en el lugar del bautismo de Jesús en el Jordán.

 


Online (15 minutes ago):11

squellaDiputado Arturo Squella
Award “Tower Of Faith”

 

 

 noe

 

hijoD

 

cieloreal

 

 

daniel

“A Daniel no lo mataron por ser gay.”

“Una verdad dolorosa e incómoda,

pero es una verdad.”

Rodrigo Fluxá “Solos en la noche”

Periodista del Mercurio

2014. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top